“Espero que la Orquesta continúe su gestión y sea la mejor de nuestro país”



Testimonios OCV: Óscar Galindo, Rector UACh.

“Para mí la Orquesta de Cámara de Valdivia (OCV) significa y evoca varias cosas; calidad musical, compromiso con el trabajo artístico, una clara orientación hacia la excelencia y, sobre todo, la oportunidad que ha generado la Orquesta para que muchas personas que, probablemente, no tienen la oportunidad de acceder en nuestro país a experiencias con músicos de alto nivel, puedan hacerlo”. Estas son las primeras palabras que el Rector de la Universidad Austral de Chile (UACh), Óscar Galindo, cómodo y atento expresa para la OCV, nacida hace una década al alero de esta casa de estudios.

El Licenciado en Letras, profesor de la UACh y Doctor en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid se define como una persona ligada al mundo de las Artes y, al igual que Nietzsche, con respecto a la música, cree que “la vida sin música sería un error”. Aunque su campo principal es el mundo de las Letras, la Literatura y la Poesía, explica que conceptualmente esta área nunca ha estado lejos de la música, y que valora y le conmueve todo tipo de expresión artística.

Durante los años 2008 y 2014, sostuvo el cargo de Vicerrector Académico en la Universidad, por lo que pudo participar en la gestación de la OCV, lo cual aprecia y recuerda gratamente: “tengo una profunda alegría y satisfacción de haber acogido la propuesta que planteó Cristóbal Urrutia, que en ese entonces era profesor del Conservatorio de Música. Desde Vicerrectoría impulsamos de inmediato la iniciativa, con el propósito de que nuestra Universidad pudiera contar con una orquesta de tiempo completo, con profesionales que ingresaran a la institución mediante rigurosos programas de selección. Nuestra meta era levantar la mejor Orquesta de Cámara en regiones de nuestro país”.

Al año después de la fundación de la Universidad Austral de Chile en 1954, se fundó el Conservatorio de Música, una academia de formación musical que se ha mantenido hasta la actualidad. Es decir, de acuerdo a la tradición musical ininterrumpida que había tenido la UACh, esta fue vista como un muy buen lugar y espacio para instalar una orquesta de cámara que contara con las características que los gestores del proyecto querían para la Universidad y la comunidad.

Si bien, el Rector expresa que siempre se puede mejorar y fortalecer los aspectos de gestión de una institución, confía en que la nueva directora de la OCV, Dominique Thomann, pueda colaborar en esa dirección en conjunto con la UACh para que esta labor siga adelante. Por otro lado, comenta con mucho orgullo que siempre ha recibido muy buenas críticas de las presentaciones de la OCV, tanto de expertos como del público en general, lo que demuestra que es un trabajo muy valorado por la población valdiviana y regional.

“Espero que la Orquesta continúe su gestión y sea la mejor de nuestro país, y si soy muy franco, he recibido muchos comentarios que la consideran y ubican entre una de las mejores de Chile, y con esto no quiero decir que tiene que ser la mejor por el solo hecho de ser la mejor, sino de lo importante que es nunca perder el profesionalismo y, sobre todo, la calidad de sus presentaciones para el público”. Con estos deseos, el Rector espera que la autoexigencia, el mejoramiento permanente y el logro musical no se pierdan nunca y, por el contrario, se refuercen paulatinamente, y en un futuro la agrupación se consolide por completo.

Sin perder el entusiasmo, aprovecha esta instancia para agradecer a todas las personas que siguen a nuestra Orquesta, aquellos que permanentemente asisten a las presentaciones y también al público que aprecia y valora nuestro trabajo en conciertos que reciben ocasionalmente, e invita a que nuevos oyentes se unan en este aniversario de la OCV: 10 años viviendo Valdivia.